27 de noviembre de 2016

Hurgando papeles virtuales IV


…..
.

Cancelar los planes b.

No se hace cuanto ya, perdí la noción del tiempo (“al caer de boca en tu boca”?).
Te amo.

Tus y mis cambios de estado, de ánimo, de peinado, de distancia, de necesidades: Te amo.
Cada uno de los gestos que te fui encontrando. La sonrisa. Las sonrisas.
Tu boca. Tus lunares. Tu pelo. Tus ojos rojos dispersos. Tu mirada fulminante. El fuego.

Como si hubiéramos estado siempre buscándonos.
Otros barrios, otras pieles, otros aires y soles; otras noches y silenciosos gritos.
Otredades.
1+1.

Recorremos la llanura en tu corcel negro.
Me llevás a pasear, por rutas, pueblos y campos verdes.
Sonrío, sonrío.
Nos vamos encontrando de a pedacitos. Nos guardamos en el alma.
A besos y garras, abrazos intensivos.
Sonrío sin parar de amar.


Amar viajar. Nuestro amor como síntoma de una búsqueda, de un encuentro. Con-sentir, acompañarnos y acordar, celebrar el sentir. Construir algo nuevo. Un camino largo para caminar. La significancia de pensar en árboles.



“Estos que ahora son dos diferentes pueden construir juntos un nuevo andar, que no es la sumatoria de uno más otro, sino algo nuevo que surge y se arma entre uno y otro. Uno no es siempre el mismo con cada pareja que tenga, uno es cada vez algo distinto y algo parecido, y abrirse a un nuevo amor es construir un nuevo espacio común.”


No hay comentarios: