8 de septiembre de 2010

Imán y limadura.

.



Él, tranquilo y poco hablador, había tenido una novia de toda la vida.

Ella, histriónica y verborrágica, tuvo novios en todos los puntos del conurbano y capital federal.




Un día se conocieron. Se enamoraron.

5 comentarios:

Milagros Criquet dijo...

yyomuerodefelicidaaaaaaaaaaadpensandoenelamordelosdos!

enaguasdeplastilina dijo...

¿y hallaron el modo de hacer pacífica una convivencia de contrarios? aplausos para ambos.

Catalina tenía la rutina... dijo...

Lo logramos!!! =) Gracias!

The White Rabbit dijo...

Follow the White Rabbit....

Vic dijo...

Casi un mes, 2 paises de distancia, quichicientos km y te sigo amando cada dia mas. Imaginate cuando vuelva!!! No va a haber planeta que alcance!