2 de junio de 2008

La ciencia del sueño

2do Retorno


“…no estoy atado a ningún sueño ya, las habladurías del mundo no pueden
atraparme…”


El arte de ir a la cama, sola.

La semana pasada de visita en la casa de la mamá de Nadia, después de almorzar, charlamos sobre la dificultad de disponerse a dormir cuando ciertos conflictos aquejan nuestras cabezas. Si bien no recuerdo la charla a la perfección, y tampoco la reproduciría si así fuera, en un momento recurrí al consejo barato y fácil del cual surgió lo siguiente:


C: Si te querés arreglar… Dejate de joder y volvé a tu casa a dormir con
él!!
N: No es tan fácil ¿Porqué no vas vos a dormir a la casa de .?
C: ¿Por qué no me deja?
N y C: jajajajajjajaja =(

Esa necesidad del otro para abolir la insatisfacción propia. Y lo decía Cortazar en el cap 22 de Rayuela, y por más que lo intente no lo voy a poder explicar mejor ni más lindo.


“…Sin poseerse no había posesión de la otredad, ¿Y quién se poseía de veras?
‘Quién estaba devuelta de sí mismo, de la soledad absoluta que representa no
contar siquiera con la compañía propia, tener que meterse en el cine o en el
prostíbulo o en la casa de los amigos o en una profesión absorbente o en el
matrimonio para estar por lo menos solo-entre-los-demás?”

El arte de ir a la cama, sola, lo viví como un ritual extraño en las diferentes etapas de mi vida, con condimentos varios como café, té, libros, música, radio, cartas, papel y lápiz, apuntes, fotos entre otras cosas, seguramente estimulantes de sueños que rara vez recordé a la mañana siguiente.
Hoy el ritual está perdido. Hoy la habitación es un lugar que me cuesta y al que sólo llego cuando el sueño obstaculiza cualquier posibilidad de reflexión, y lo odio.

Es tiempo de volver a mi. Todavía no tengo claro donde me dejé ni cuando exactamente.

3 comentarios:

Donato dijo...

Me gusta mucho cómo escribís.

Coxon dijo...

Si. Escribe bien la chica.

doux-sommeils dijo...

Gracias, gracias gracias, quiero agradecer a quien corresponda *canta*

Me siento parcialmente como meada por un perro para marcar territorio jajaj *abraza*